lunes, 10 de febrero de 2014

COMPRENSIÓN E INTERPRETACIÓN: UN JUEGO DEL LENGUAJE

video

COMPRESIÓN E INTERPRETACIÓN: UN JUEGO DEL LENGUAJE

Por: Betsy Barros Núñez

http://4.bp.blogspot.com/_ih-nllUWeBg/S3br2jTpmkI/AAAAAAAAAHo/ir0yJaUvzWk/s400/lectores+titeres.jpgSi se parte de la premisa que “Leer bien es comprender lo leído”,en qué momento se suceden evidencias de lo comprendido, cuándo se entiende, cuándo se interpreta. O qué se entiende, sobre qué, qué es lo que se interpreta.
http://www.bebeenaccion.com/noticias/12057552714eb173f91c571.jpgHay una tendencia enfática a evaluar la comprensión lectora y siempre en la medida del texto mismo, de sus implicitudes o valor explícito. La comprensión demanda un poder de uso. La comprensión es utilitaria, en cierto sentido, al solicitar del lector ser apto para generar otros saberes.“Comprender es poder usar, poder “servirse de”, o bien efectuar la actuación o comportamiento lingüístico distintivo” (ALBANO, Sergio; Wittgenstein y el lenguaje, 2006, P. 79). La comprensión, luego, se extiende más allá de lo que se dice en la lectura, su valor radica en saber usar las palabras, darles significado y sentido a lo leído o escuchado.
¿Se puede enseñar a comprender?, ¿cómo transferir o facilitar el conocimiento?, ¿cuáles son los enlaces requeridos, las cadenas de mando, las instrucciones a seguir para ello? El juego del lenguaje está sujeto a reglas (de proposición y formación) que le otorgan significado a una proposición. ¿La evaluación se soporta en estas reglas o se imponen las reglas del evaluador ceñidas a sus límites cognitivos a su dominio del lenguaje?
http://www.avecesmas.unlugar.com/html/pracuno/texto.gifSegún Wittgenstein (en Albano 2006), la comprensión es un estado mental, caracterizado por un proceso hipotético. Esto deriva que la comprensión no puede ser explicada en arreglo a mecanismos cognitivos, aunque los comprometa, sino a través de mecanismos lingüísticos ligados a las competencias del hablante y de sus actuaciones.
Al hablarse de la comprensión debe comprometerse la totalidad. El concepto de totalidad juega un papel fundamental en el proceso de leer y comprender y en este mismo orden y de modo simultáneo acaece la construcción de sentido y sign ificado.
Al tiempo en que la comprensión abarca la totalidad, la interpretación descompone el grueso del texto en operaciones mínimas de lectura a las que se aplican unas marcas semánticas. En consecuencia, al interpretar se crean nuevas cadenas oracionales y proposicionales. La interpretación es un nivel mayor al que no se llega sin la comprensión.
Para interpretar deben darse unas condiciones previas del lector, deben existir unas lecturas, conocimientos, contenidos y significados anteriores que lo soporten, consoliden y fundamente el análisis, la crítica del texto y en su mejor sentido, del discurso (texto+contexto). Pero ante todo, se ha de otorgar relevancia a las técnicas de uso de las palabras.
“…para entender un término ( y el concepto que está detrás de élcomo carga conceptual suya depositada por su uso), lo mismo que para entender el significado (que supuestamente está aún más allá soportándolos a ambos: término y concepto), para entender una palabra, en suma, hay que acudir siempre a una técnica de uso (en un juego y en una forma de vida)”. (Albano, p. 137)
http://tarotgratis-gratis.com/tarot-horoscopo/2012/02/Interpretacion.gifEl conocimiento del lenguaje, el bagaje intelectual, el inventario de archivos antiguos, por así llamarlos, suman puntos al momento de comprender e interpretar, sin ellos se llega a la meta en una expresión mínima y reducida de lo que pueda extraerse del texto o documento sujeto de lectura, objeto de revisión e investigación.
http://4.bp.blogspot.com/-Wg73Emkp7DI/UbX2oKAgCLI/AAAAAAAAAEE/LPZe2Y8OT5c/s1600/tablet-multimedia.jpgPretender que el otro comprenda e intérprete en razón de fórmulas particulares puede redundar en sacrificios inútiles. Al no existir un equilibrio entre mis contenidos cognitivos y los de aquel o entre mis referentes, mi manejo de la lengua y los del otro. También puede surtirse el efecto contrario; limitar la interpretación de aquel o aquellos a mis horizontes cognitivos, lingüísticos, mis escasas capacidades comprensivas.
No obstante, por mucho o poco que se quiera, pueda o deba comprender e interpretar, el texto mismo exige de acciones imbricadas a la escritura y la orientación que el lector le imprima. Es decir, a manera de ejemplo, la obra de arte está expuesta a la contemplación del público y al ser un “producto interminado” o no concluido, en el manifiesto de que el observador mediante su interpretación y juicio crítico lo somete a miradas y reconstrucciones derivando múltiples variaciones de sentido y significaciones, no así, aún se ignore la interpretación de su creador, ha de omitirse el camino trazado; punto de partida de cualquier lectura.
El texto me fue dado hasta un punto en el camino y puedo fracturarlo en razón de mis propias competencias, destrezas, habilidades y aprendizajes. Sin ellas posiblemente no podría recorrer el camino más allá del punto que me fue dado o menos aún. Asimismo la comprensión e interpretación.
Biblioteca Montano, 3Nadie puede llegar a comprender e interpretar algo si sus posibilidades no se lo permiten. La teoría de la recepción o estética de la recepción impele a la lucha frontal del conocimiento más allá de la interpretación literal; la imposición de unos cánones críticos que pueden superar los estimados por el escritor. De ninguna manera el desarrollo intelectual supeditado a lo escolar o la edad marcarían líneas de longitud para reconocer al lector hábil. Es la edad intelectual y el desarrollo linguocomunicativo lo que agregará valor al proceso lector.
El déficit de comprensión no es producto o fuente de una disminución cognoscitiva, sino la imposibilidad de reconocer las marcas semánticas ya efectuada en la totalidad discursiva.
No debe desco nocerse que la informática y la multimedia así como el cine y la fotografía han descubierto nuevos métodos de exploración formal y espacios semánticos diferentes y éstos se convierten en propiciadores de la comprensión y la interpretación, de alguna manera. Allí el poder de la semiótica: acercar las téc nicas de uso de las palabras.
En conclusión. La comprensión es una operación lógica. Cuándo se comprende: Cuando se articula el signo con el carácter lógico de la comprensión. Quién comprende: el “actor” o agente realizador de las operaciones de habla. Qué se comprende: los cuerpos de significad o. Por qué se comprende: por el principio de eficacia y las reglas de uso del lenguaje. Dónde se comprende: en el proceso mismo del habla.

La frontera de la comprensión es de naturaleza lógica.

imagen 2014

imagen 2014
2014

GALERIA DE DIBUJOS

GALERIA DE DIBUJOS
Realizados por Betsy Barros Núñez

Solenys Herrera

Jaidith Soto

Rodolfo Lara

Martín Salas